La liposucción se puede realizar consecutivamente en diferentes lugares, de hecho, muchos pacientes escogen tratarse varias partes del cuerpo. Es un procedimiento que comúnmente no requiere internación. Se consideran adiposidades localizadas, aquellos

La liposucción se puede realizar consecutivamente en diferentes lugares, de hecho, muchos pacientes escogen tratarse varias partes del cuerpo. 
Es un procedimiento que comúnmente no requiere internación.
Se consideran adiposidades localizadas, aquellos cúmulos de grasa que se fijan en ciertas zonas corporales, que por características asociadas a la herencia y las hormonas, se vuelven difíciles de reducir a través de dietas o actividad física.
En las mujeres jóvenes, se presentan en la zona de las caderas, muslo externo (pantalón de montar), entrepierna, rodillas, papada etc.. mientras que en las premenopáusicas y menopáusicas las grasas se incrementan a nivel del abdomen, cintura, espalda y brazos. Un grupo especial lo constituyen las que sufren modificaciones corporales después del embarazo.
La liposucción afina y da nueva forma a zonas específicas del cuerpo mediante la remoción de los depósitos de grasa, lo que mejora la figura y proporción de su cuerpo y, como consecuencia, la imagen que tiene de sí mismo.
Las técnicas de liposucción pueden usarse para reducir depósitos localizados de grasa en:
Muslos;
Cadera y glúteos;
Abdomen y cintura;
Parte superior de los brazos;
Espalda;
Zona interna de la rodilla;
Zona pectoral;
Pantorrillas y tobillos.
Mejillas, barbilla y cuello;
La liposucción facial se realiza más frecuentemente con una microcánula con la que se inyecta líquido en la zona deseada mediante una técnica tumescente, mientras se succiona la grasa. En algunos casos, la liposucción del mentón, el cuello y la papada, además de otros procedimientos de liposucción facial, pueden tener mejores resultados en estas zonas problemáticas que otras técnicas quirúrgicas. La liposucción facial también puede ser más deseable porque reduce al mínimo las cicatrices en comparación con otras técnicas quirúrgicas. La liposucción facial se realiza habitualmente arriba o abajo del mentón y la línea de la mandíbula para reducir el aspecto de piel floja en el cuello, el mentón doble o la papada.
En algunos casos, la liposucción es el único procedimiento que se realiza; en otros, se utiliza junto con técnicas de cirugía plástica como estiramiento facial, reducción de senos o abdominoplastía.
Lo que no sucederá: La liposucción no es un tratamiento contra la obesidad ni un sustituto de una dieta apropiada y ejercicio. Tampoco es un tratamiento para eliminar la celulitis, la piel con hoyuelos que se forma comúnmente en los muslos, las caderas y las nalgas, o la flacidez de la piel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *